COACHING PARA EL ÉXITO

El coaching para el éxito está indicado para aquellas personas que, por diversas razones, han llegado a un momento en sus vidas en el que se encuentran sumidos en rutinas y automatismos que conforman su “zona de confort”. Por tanto, el coaching para el éxito tiene por objetivo la toma de conciencia del coachee, entendiendo el éxito como vivir de forma consciente y alineada con los valores que toda persona tiene, tales como la familia, la amistad, la lealtad, el esfuerzo, la libertad, el amor, el dinero, la salud, etc.

En este sentido, el punto de partida de todo proceso de coaching para el éxito sería un análisis de los valores personales del coachee, que le llevarán directamente a determinar aquello que realmente le mueve en la vida. Dicho análisis de valores lleva a una toma de conciencia del grado de alineación de la vida del coachee con sus valores personales, lo cual es muy revelador, ya que es muy habitual que nos marquemos objetivos que para nada están alineados con nuestros valores, simplemente por satisfacer a un tercero (padres, pareja, amigos…), por lograr el éxito que la sociedad define o porque, simplemente, sobrevivimos en nuestra vida sin plantearnos nuestra existencia.

Coaching para el éxito: beneficios

El coaching para el éxito es, por tanto, lograr lo que Fred Kofman denomina el éxito más allá del éxito, lograr una vida en total alineación con nuestros valores, lo cual se traduce en bienestar, confianza, determinación y plenitud personal, personas más conscientes y responsables de sus vidas.

El siguiente ejemplo ilustra claramente lo que supone el coaching de éxito:

Toda persona, por el hecho de serlo, lleva a cabo el siguiente proceso: una determinada información le lleva a la toma de decisiones que suponen acciones para conseguir un determinado resultado. Todo resultado está condicionado por factores exógenos sobre los que en muchos casos no tenemos ninguna capacidad de actuación, por lo que el resultado no va a depender en su totalidad de nosotros. Por tanto, en esa toma de decisiones está la clave del éxito, ya que tenemos 2 opciones:

  1. Decidir marcándonos un objetivo. En este caso, si nuestro objetivo no se corresponde con el resultado, sufrimos, nos frustramos y perdemos autoestima. Por ejemplo, un tenista que se marca como objetivo ganar un torneo y acaba eliminado en primera ronda.
  2. Decidir en base a nuestros valores. En este caso, independientemente del resultado, nos sentiremos satisfechos, orgullosos de nosotros mismos, plenos. Volviendo al ejemplo anterior, si el tenista decide en base a sus valores, su decisión será por ejemplo tomar la iniciativa en cada uno de los puntos, luchando sin descanso fiel a su juego hasta el final de cada punto, sin importarle nada más. Si eso ocurre, el tenista aumenta sus probabilidades de victoria ya que su energía está mucho más focalizada y el resultado durante el partido le condicionará mucho menos. Si finalmente no gana el torneo, se sentirá orgulloso por haber dado lo mejor de sí mismo, alcanzando el éxito más allá del éxito, aceptando que se puede ganar o perder, pero que lo importante es ser fiel a la esencia de uno mismo y así los resultados llegarán.

coaching de exito

 

¿Te gustaría asistir al curso de Coaching para el Éxito? Contáctanos

Lugar de cursos de coaching para el éxito: Madrid, Barcelona y Valencia (presencial) – Cualquier otro lugar (Teléfono o Skype)

 


Subir

¿Dudas? ¿Preguntas? Contáctanos